Home ARTÍCULOS ENTREVISTA A LA ESCRITORA ISABEL M. ALMAGRO

ENTREVISTA A LA ESCRITORA ISABEL M. ALMAGRO

by objetivomasletras21
escritora isabel m. almagro

Siempre es un placer conocer la trayectoria y la perspectiva literaria de las nuevas generaciones de escritores. En esta ocasión viajamos hasta la provincia de Jaén para conocer a una autora andaluza que rebosa creatividad. Ella es Isabel M. Almagro. Profesionalmente estudió Técnico Superior en realización de audiovisuales y espectáculos. Por ello, ha llegado a trabajar como auxiliar de producción, operadora de cámara, fotografía, editora y script en proyectos de cine.

Sus inicios con la pluma fueron como guionista, pero algunas de aquellas ideas se convirtieron pronto en cuentos (“Ada y las bolas de los sueños” o “La Cartera Nocturna”). De los cuentos dio el salto a la narrativa y a la novela. Desde 2015 ha conseguido unos 24 reconocimientos literarios y ha sido miembro del jurado en el “Concurso Literario Internacional de Relatos, Cuentos y Novelas Cortas Prof. Guillermo Antonio Albornoz de Quines – Argentina, 2021, y en el “Certamen de relatos breves “Villa de Pegalajar. Ha publicado en diferentes antologías de microrrelatos, cuentos y poemas.

Escribir una novela son horas de dedicación. ¿Cómo encontraste el tiempo para dedicárselo y qué fue lo que realmente te empujó a hacerlo?

Respuesta: La idea original de esta novela surgió un día en el que leí las bases para un certamen de guiones de cortometrajes de animación, pero al poco de empezar me di cuenta de que diez páginas, que era lo que remarcaba el concurso, eran demasiado poco para las ideas que acumulaba. Entonces decidí adaptarlo a un cuento, pero según iba hilvanando la trama, sopesé la idea de escribir una novela. La historia parte del siglo XII, por lo que necesitaba personajes más rudos, romances prohibidos, diálogos que hiriesen… y fue cuando me centré en este género.

Durante seis meses escribí todos los días, fue un reto personal. En ese momento estudiaba inglés y fue una tarea ardua. Aunque debo decir que mi faceta literaria comenzó mucho antes.

 A los ochos años escribí mi primera poesía. Recuerdo que le dejé un trozo de papel a mi abuela sobre la cómoda de su habitación. Poco a poco fui creciendo con esa imperiosa necesidad de refugiarme en mi mundo de historias fantásticas. Mi abuela jugó un papel fundamental, yo diría que decisivo. Cuando me cansé de releer los cuentos que tenía, me sentaba en su cama mientras la veía coser y le pedía que me contase un cuento. Cada día se inventaba uno distinto. Tenía una capacidad innata para crear. Aquello me marcó muchísimo y se despertó en mí la curiosidad de intentar imitar aquella faceta de contar historias. Se puede decir que mi infancia estuvo repleta de magia. Por eso es muy importante involucrar a los niños en la lectura o que algún miembro de la familia los estimule en este sentido. Ese niño crecerá fortalecido emocionalmente.

Sueles escribir tus novelas en tercera persona ¿Es debido a que te sientes más cómoda o en realidad te da un poco recelo que al narrar en primera persona se aprecie demasiado tu personalidad o tu ideología de vida?

Respuesta:  He escrito cuentos infantiles y otros relatos narrados en primera persona, pero es cierto que en mis dos primeras novelas he preferido hacerlo en tercera. No porque no quiera profundizar en la personalidad de algún personaje, surgió así. Me considero escritora de mapa “a medias”. Lo primero que hago es un esquema con los principales personajes, adecuar los nombres según la época, contexto y el tipo de relación. Luego voy agregando secundarios y la intervención de cada uno a grandes rasgos. En una hoja condenso prácticamente la idea de la novela en general. No me gusta desgranar capítulo a capítulo. Prefiero que las ideas fluyan y los diálogos por sí solos. En más de una ocasión he tenido que hacer cambios de última hora porque pensaba en algo que podía aportar un giro inesperado y tenía que deshacer lo que había completado, en fin, no doy nada por sentado. Cada día vemos la vida de un modo distinto por hechos que nos ocurren. Pues así ocurre con las historias que escribimos. Yo en este momento, quizá cambiaría algo de mis personajes. Porque las personas vamos cambiando y tenemos que adecuar lo que sentimos al momento presente.

Hemos valorado “La mujer de mis cinco vidas” y “El guardián de las Auras Verdes”, ambas de ediciones Alféizar. Las dos tienen una carga apreciable de misticismo. ¿Se considera Isabel María Almagro una persona mística? ¿Consideras que es necesario navegar por este mundo caótico con ese punto místico para, sino entenderlo, al menos sobrellevarlo mejor?

Respuesta:

En cierto modo lo soy. A veces pongo a prueba a mis personajes del mismo modo que lo hago conmigo misma. Es divertido porque le ofreces al lector ese abanico de posibilidades para elegir el bando que desee elegir. Aunque otra cuestión importante que prima en ambas novelas es una época en concreto: Navidad.

De hecho, cuando inicié la novela de El Guardián de las Auras Verdes, el primer capítulo no era el que es, que arranca en el siglo XII, ese era el último que tenía previsto, pero luego lo modifiqué porque quería que el lector quedara impactado en esas primeras treinta páginas. Sé de buena mano que la mayoría lo lee del tirón. El segundo capítulo, al que concebí al principio como el primero, parte en diciembre, en el orfanato, en Nochebuena. ¿Cuándo sino puede suceder algo inesperado que te transporte a otros mundos mágicos? En Navidad. Se desarrolla una de las escenas más importantes; cuando esa niña huérfana y ciega se topa con algo que nadie conoce ni podría llegar a imaginar. En el caso de La Mujer de mis Cinco Vidas, la protagonista reniega de la Navidad, porque, en este caso, como suele pasar a la mayoría de los mortales, en esa época de remembranza de personas que no están, todo se acentúa. El concepto de la Navidad en esta segunda novela es un poco diferente. Dafne está en Nueva York en esa búsqueda interna de sí misma, y ya podemos imaginar cómo pueden ser las navidades en Nueva York, totalmente imprevisibles. Se desencadenan una serie de eventos que van a cambiar el curso de la historia. En ambas novelas la Navidad es un detonante en el buen o no tan buen sentido.

¿Y qué nos dices de la fantasía? Es otro de tus recursos. En “El guardián de las Auras Verdes” es la base. ¿Tan necesarias son unas buenas dosis de fantasía?

Respuesta: Disfruto mucho escribiendo sobre reinos legendarios o historias que se cuecen en la Corte. No concibo escribir una historia sin esa pizca de fantasía. Hay grandes autores que tras un episodio dramático en sus vidas (guerras, muerte de un ser querido, hambrunas), buscaron refugio en la literatura fantástica o en los propios cuentos infantiles. Vivir una situación concreta no te impulsa a escribir necesariamente sobre ello, pero sí que cambia la percepción de lo próximo que tenga en mente escribir.

No quería centrarme en narrativa juvenil, buscaba un nexo que me permitiera llegar a más gente. Y creo que lo he conseguido al fusionar una parte medieval, más bélica, con otra realidad fantástica y otra más humana.

Dafne Sorní, la protagonista de “La mujer de mis cinco vidas” es una compositora de bandas sonoras que conoce por casualidad (o por causalidad) a un director de orquesta muy especial, justamente el de la Ópera de Viena. Un hombre que tiene fragmentada su alma en cinco partes ¿En qué género catalogarías esta obra literaria? ¿Es más una novela romántica o mística?

Respuesta: Es una historia compleja, mágica, pasional, pone al límite a todos los que participan en ese embrollo. Hasta la fe y las creencias están en juego. El propio mundo de los sueños también generará discordia, hasta el punto de rozar la locura y atrapar la mente. La empecé a escribir justo cuando hice un viaje a Galicia. Pensé que era el entorno idílico para situar una de las localizaciones. La historia transcurre en diferentes escenarios: Galicia, Barcelona, Santiago de Compostela, Austria, Wienerwald —donde se encuentran los bosques de Viena, el lugar en el que paseaba Beethoven—, Borgoña, Nueva York, etc. Es cierto que empecé escribiendo de un modo totalmente adaptado a la realidad, pero según avanzaba, necesité recurrir a esa fantasía para crear la atmósfera mágica que tiene la novela.

En esta historia he plasmado tres generaciones, creo que era necesario hacerlo así. El ciclo de las cinco vidas daba para mucho y quería jugar con esa dinámica de apariciones y desapariciones. En la segunda generación cobra mucha fuerza la historia porque los personajes van evolucionando y cerrando las heridas de la otra vida, y resulta interesante ver cómo los descendientes toman ese relevo, pero de un modo totalmente distinto. No deja de sorprender, no tienen nada que ver unos con otros, da igual el parentesco. He marcado distancia entre generaciones, no tiene ni un ápice de similitud. Por esa razón he disfrutado mucho escribiendo una historia que me sorprendiera a mí misma. Siempre con ese toque de fantasía que me encanta y que intento plasmar en mis obras.

 Se dice que cada novela es un mensaje sutil para los lectores ¿Cuál consideras que transporta el de “La mujer de mis cinco vidas”?

Respuesta: Es una historia de fantasía y romance con un mensaje místico que alude a la reencarnación. El mundo onírico tiene una gran importancia para el desarrollo de la trama, ya que a través de los sueños la protagonista comienza a aceptar su destino. Decidí escribir una historia en la que el protagonista pudiera redimirse una y otra vez, o bien, llevar a cabo aquello que en una vida no ha sido posible. Todos hemos tenido la necesidad de sacrificar cosas alguna vez para elegir aquello que creemos que es lo más adecuado en ese momento, lo que menos dañaba a otras personas o que sencillamente teníamos que adaptarnos a la situación y dejarlo correr. Cosas que nunca dijimos a alguien, que no pudimos realizar… Entonces, teniendo eso en cuenta, quise ofrecerles la oportunidad a mis personajes de zanjar esas historias inacabadas. Lo he hecho también usando algo que para mí es esencial: los sueños. Los sueños nos hablan en muchas ocasiones, ahí somos capaces de vislumbrar hechos que pasan desapercibidos en el mundo real. A veces percibimos esa intuición que nos alerta de algo o soñamos con alguna situación que inconscientemente habíamos olvidado. En ese sentido le abro la puerta a Dafne. Ella es una mujer con una alta sensibilidad, de hecho, es compositora de bandas sonoras, muy creativa, y según avanza la historia, podrá desvelar un suceso cruel que alterará por completo la concepción que ella había tenido hasta ese momento de su familia. Y será, precisamente, jugando en ese mundo onírico en el que se verá atrapada. Eso, por un lado, y por otro, tendrá un encuentro muy especial con un hombre que no es para nada lo que aparenta.

 

 En “El guardián de las Auras Verdes” se narra una historia de fantasía donde se explica que el primer guardián de las Auras Verdes fue Helios. Luego éstos se multiplicaron y se sucedieron para combatir contras las Auras Rojas, que alimentan el mal y el desconcierto en el universo. Además, aparece como extra el Aura Negra, al que le das su importancia en la novela. Es indudable que como autora tienes una gran creatividad. ¿En qué te inspiras para escribir? ¿Te inspiras más en novelas que has leído o tu fuerte es tu propia creatividad? 

Respuesta: Me he inspirado en personas cercanas y en situaciones. Creo que es importante conocer bien a tu villano, cuáles son sus debilidades y el modo de vencerle —hipotéticamente, claro—. Al igual que me he inspirado para forjar el carácter de los personajes basándome en la fortaleza, astucia y la capacidad de perdonar. Como curiosidad: he usado algunos nombres familiares de niños para algunos personajes de El Guardián de las auras verdes. Me hacía ilusión darle un toque personal y que ellos se viesen reflejados en la historia.

Por la noche es cuando estoy más inspirada. Hay veces que me levanto a las tres de la mañana y anoto rápidamente las ideas que tengo en ese momento.

En “El guardián de las Auras Verdes” no se habla únicamente de una historia y la fantasía en la que se asienta. También se trata el valor de la amistad, del amor, del sacrificio y de la venganza ¿Son estas reflexiones realmente los mensajes subliminales dedicados a los lectores?

Respuesta: El mundo de las auras es muy complejo. Quiero transmitir cómo veo a las personas a través de sus acciones… Por esa razón las clasifico en colores: verdes, rojas… y algunos más. Trato de justificar el comportamiento de las auras, que en el libro son las personas, pero con una visión más profunda y transcendental, marcada por un inicio desgarrador. Para la elección del bien siempre hay que conocer las consecuencias del mal, y eso es lo que trato de mostrar.

Desde que empezara la pandemia las artes escénicas y audiovisuales han sufrido las consecuencias económicas de esta situación ¿Crees que cuando acabe la pandemia todo volverá a ser como antes o en tu profesión se acaba de marcar un antes y un después determinante que hará que se utilicen otros canales para el acceso al público y la distribución cambiará?

Respuesta: Obviamente las plataformas online son las que dominan en este momento. Mi idea de ser guionista en un futuro próximo radica de adaptar algunas obras de ficción en este concepto. Y si consigo hacerlo con alguna de mis obras, sería maravilloso. Aunque en este momento estoy opositando para algo distinto, mi camino seguirá encauzado en este sentido.

En el sentido de la pregunta anterior ¿Hacia dónde crees que va la literatura, su promoción y su distribución en estos momentos? Se dice que desde la pandemia se lee más. Algo ciertamente positivo. Pero ¿también consideras que va a haber un antes y un después en este sector después de finalizada la pandemia?

Respuesta:  Pienso que no hay nada más poderoso que una buena idea plasmada en un simple papel. De hecho, muchas películas están basadas en bestsellers literarios, reforzando así la puesta en escena que había creado el propio autor en su imaginación. Es cierto que hay etapas en las que quizá un género predomina sobre otro; puede que en algunos países haya cierta predilección por un género en concreto, en mi caso, mi primera novela fue muy bien aceptada en Latinoamérica. El género fantástico gusta bastante. La pandemia ha obligado a modificar la puesta en escena. Las presentaciones ahora son virtuales y la promoción también. En parte también es bueno. Si haces una entrevista en directo online te puede ver gente de otros países y habrá más acogida. Aunque compartir directamente con tus lectores esos momentos en una pequeña librería, también es emocionante. Todo es plausible. Las plataformas, como la vuestra, están ayudando a que escritores de diferentes nacionalidades conectemos y generemos esa comunicación para apoyarnos, así como compartir con los lectores que se registren en ella cierto feedback. 

¿Consideras que ya tienes tu público o puedes dar una vuelta de tuerca con una tercera novela? ¿Estás ya madurando alguna nueva idea creativa?

Respuesta: Tengo varios proyectos en marcha, pero debido a un proceso de oposiciones he tenido que demorar su publicación.

“Las Lenguas de Fuego” es una novela de fantasía que pronto verá la luz. La historia arranca en el siglo XIX, en el reino legendario de Cantre’r Gwaelod. Y, actualmente, me encuentro escribiendo la segunda parte de El Guardián de las Auras Verdes —mi primera novela—; he recibido muchos mensajes de gente de Chile, Paraguay, México, Argentina… y me animan a continuar con la segunda publicación.

Además, estoy intentando sumergirme en otro tipo de género totalmente distinto. Me he embarcado en una historia ambientada en los años ochenta, mundo rural, un pueblo pequeño en el que se fraguan traiciones y hay dos muertes sin resolver. Voy a romper un poco con la dinámica que había seguido hasta este momento, va a ser interesante y todo un reto.

Andalucía es tierra de grandes artistas y escritores ¿Consideras que, en general, no solo en tu comunidad autónoma, hay suficiente soporte a la creación artística desde la Administración?

Respuesta:  En general son las editoriales o los propios autores los que promueven sus obras. Por fortuna, hay diversas asociaciones que organizan eventos literarios anualmente o actividades en las que se publicita a los autores. También es muy importante la organización de certámenes literarios porque no solo es un incentivo para aquellas personas que comienzan una andadura en las letras, sino también para los escritores de cierta relevancia que son requeridos para ser miembros del jurado literario. Cada vez más ayuntamientos organizan este tipo de eventos; lo utilizan también para dar a conocer su cultura, costumbres y es una forma de atraer turismo a su localidad. Me parece genial que se utilicen estas iniciativas para dar a conocer a sus pueblos, así como proporcionar soporte y promoción a la cultura en todas sus vertientes.

Desde OBJETIVO MÁS LETRAS deseamos a Isabel M. Almagro que su creatividad e inspiración la siga acompañando, porque personas como ellas logran aportarnos un mundo mucho más cálido y esperanzador.

“La mujer de mis cinco vidas” y “El guardián de las Auras Verdes”, están disponibles en la web de ediciones Alféizar, en librerías y en las plataformas de venta online habituales.

Web de la autora: http://ismaalmagro.simplesite.com/

Instagram: imalmagrom

Facebook: Isabel M. Almagro

libro el guardián de las Auras Verdes
libro la mujer de mis cinco vidas
libros y cuentos de Isabel M. Almagro

Related Articles

Leave a Comment