Home ENTREVISTAS Entrevista al autor Miquel Sanchis

Entrevista al autor Miquel Sanchis

by objetivomasletras21
autor Miquel Sanchis

Esta vez hemos querido desde Objetivo más Letras dar voz y visibilidad a un autor que ha publicado su primera novela recientemente, aunque se basa en un relato que inició en 2008. “No fue un bolero de amor” es obra de Miquel Sanchis, en la cual ha tratado una de las lacras sociales que aún nos persiguen en estos tiempos actuales: los malos tratos y sus consecuencias psicológicas y económicas.

Miquel, a pesar de que es un tema profundamente dramático, tú has querido mezclarlo también con notas de humor ¿Será cierto eso de que el humor es el mayor catalizador humano?

El humor es importante para no volverse locos. En mi novela utilizo ese humor para que la protagonista se ancle a la realidad, y también para darle un respiro al lector, ante las calamidades que le ocurren a esta mujer.

Como en tu novela se encuentran pinceladas de drama, terror, incluso humor negro ¿en qué género definirías tu propia obra?

Podría definirla como thriller psicológico, pero también novela costumbrista. Algo de negra. Me gusta que en un mismo libro se mezclen varios géneros literarios. No me suelen apetecer las etiquetas en ningún aspecto de mi vida.

Siendo España uno de los países del mundo que edita más libros ¿en qué te basarías para recomendar tu novela? ¿Qué crees que la hace única?

Recomendaría mi novela para que las nuevas generaciones abrieran los ojos en comprender lo que es una relación tóxica, como empieza y hasta donde llega. También a todos los lectores, sean hombres o mujeres, para intentar de una vez terminar con la lacra del maltrato. ¿Única? Podría ser en el estilo narrativo, en primera persona y directa al lector, casi como si la protagonista estuviera junto a ellos, sentada en el sofá, contándoles su vida.

Nos ha sorprendido que tu protagonista, que es una mujer, no tenga un nombre hasta muy al final de la novela ¿quizá ha sido una técnica para empatizar más con tus lectores y tus lectoras?

No quise darle un nombre y unos apellidos, ya que la intención es que lo que a ella le ocurre, le puede ocurrir a cualquier mujer, sea de la clase social que sea. No quise darle una identidad por eso.

¿Crees que hoy en día aún la violencia de género no preocupa a la sociedad como debería? ¿Consideras que existen suficientes recursos económicos y humanos por parte de las diferentes Administraciones para combatir esta problemática?

La violencia de género es preocupante y, a pesar de todo, aún falta mucho para terminar con ella. Un ejemplo es claro: en una relación entre dos hombres y dos mujeres, no se considera violencia de género, y pasa igualmente. Las Administraciones deberían invertir más en intentar concienciar de lo que está pasando, poner leyes más duras para el maltratador.

¿Por qué elegiste esta temática para tu novela? ¿Alguien muy cercano a ti la ha padecido y has querido visualizarla?

Es mi manera de gritar “BASTA YA”, de dar un puñetazo en la mesa, de hacer visible mi repulsa más absoluta. He bebido de personas que he conocido, que han pasado por ese trance, y también en alguna experiencia personal con respecto al maltrato psicológico.

Nos confesaste que a pesar de que “No fue un bolero de amor” se ha publicado en 2021, se basa en un primer relato escrito en 2008 y que luego fuiste sumando otros relatos y capítulos hasta crear esta novela. Explícanos brevemente cómo fue ese curioso proceso.

En 2008 escribí un pequeño relato, el germen de lo que sería la novela. Se quedó abandonado en un cajón, creyendo que mi escritura no podría interesar a nadie. Baja autoestima. En 2015 escribí doce capítulos más, pero volví a caer en la apatía, pensando que jamás lograría publicar nada. En 2020 me decidí a sacarla del cajón, pensar una trama para mi protagonista, y me puse a escribir. Ya tenía la autoestima más alta, debido a un grupo de Facebook en el que escribo semanalmente. Veía que lo que escribía gustaba. También es un reto para mí, ver si era capaz de tejer una historia sin fisuras, con ritmo y que resultada una denuncia social. Decidí enviarla a la editorial LA TENTACIÓN DE MI NIÑA, y ahí empezó el sueño de creerme un poco escritor. Aún soy, y creo que lo seré siempre, un aprendiz. Me encanta aprender.

Aunque es tu primera novela, ya habías participado activamente en otras recopilaciones de relatos, con dos de tu autoría, justamente “Te lo cuento en 200 palabras” y “Cuéntame qué pasó”. Hay novelistas que confiesan que son incapaces de escribir un relato corto y, al contrario, hay autores que se atreven con el relato corto, pero son incapaces de idear una novela. ¿Dónde se encuentra más cómodo Miquel Sanchis como autor? ¿Has necesitado realizar algún curso literario para enfrentarte a la construcción de una novela o ha sido aprendizaje propio?

Me siento cómodo en el relato breve, en el cuento. Esa posibilidad de contar una historia con sentido en apenas 400 palabras. No he hecho ningún curso, y me gustaría. Creo que se aprende escribiendo, equivocándote, volviendo a escribir. Constancia ante todo y ganas de ilusionarte. La novela es un reto a largo plazo, en el que también me encuentro cómodo. Me gusta idear, crear personajes y ver hasta donde me llevan. Como te decía, es aprendizaje propio, leer mucho y escribir mucho. Pedir opinión a otros autores.

“No fue un bolero de amor” ha sido publicada por una editorial llamada “La tentación de mi niña”. Hemos comprobado en su web que apuesta por publicaciones con base y temática LGTBI. Al igual que pasa con la violencia machista ¿consideras que el tema de la orientación sexual y del género en nuestra sociedad todavía no se acaba de aceptar con total normalidad?

Con respecto al tema LGTBI, creo que estamos ante un retroceso como sociedad. Aún queda, por desgracia, mucha gente que les molesta ver a dos hombres o dos mujeres de la mano, compartiendo la vida. Queda mucho trabajo por hacer, muchos ojos por abrir. No es justo que por amar a alguien del mismo sexo puedan pegarte una paliza, o incluso matarte. El lema VIVE Y DEJA VIVR, debería ser obligatorio.

Sabemos que eres bastante activo en las redes sociales. Incluso has creado algún grupo en Facebook llamado “Páginas en la lluvia” para permitir que las personas se lancen a publicar sus primeros escritos, poemas, etc. Tras tu primera publicación ¿cómo percibes el proceso posterior de promoción de la obra? ¿Y consideras que internet y las redes sociales están cambiando profundamente la manera de que la literatura llegue al público en general?

Páginas en la lluvia nace como la necesidad de dar a conocer esos autores que leo y descubro. Dar la oportunidad de leer escritos de una gran calidad, fomentar la lectura, que un autor pueda publicar las fechas de sus firmas o sus presentaciones. Es maravilloso compartir con todos los miembros del grupo. La promoción de una obra es lo más complicado. Son muchas horas ideando, creando carteles o videos para compartir en redes, intentando que la gente te dé una oportunidad. No hay duda del cambio que generan las redes sociales a la hora de llegar al público. Un post puede llegar a miles de personas, te da a conocer.

Un “pajarito” nos ha dicho que Miquel Sanchis es un apasionado del teatro, que escribes teatro e, incluso, tienes un grupo de teatro llamado “Bambalines 94” ¿Nos puedes decir si ese “pajarito” nos ha mentido?

No miente el pajarito. Soy un apasionado del teatro, tanto como autor y actor. Creo que el teatro es completamente terapéutico, y a mí me ha salvado muchas veces. Creé Bambalines 94 por la necesidad de hacer teatro en mi ciudad, ya que no había grupos amateurs. Tengo cinco actrices maravillosas y un actor genial, que me regalan algo único para un autor: ver a tus personajes cobrar vida. Es una sensación maravillosa. Mi intención fue hacer algún montaje de Lorca, Jardiel Poncela o Casona, a los que admiro, pero nos decantamos por una de mis obras.

Si en estos momentos pudieras vivir de la escritura ¿en qué apostarías más? ¿Gran novelista o productor de teatro?

Apostaría por la novela, sin olvidar el teatro. Es como preguntar a quién quieres más, si a mamá o a papá. Imposible una sin el otro.

Parece que ya otros autores incluso te piden que los apadrines. Nos han comentado que una autora te ha pedido que le escribas el prólogo de su nueva obra. ¿Cómo está siendo esta colaboración?

Siempre es un honor y una responsabilidad enorme. Soy lector cero de algunos autores que ya son amigos. Para mí es algo mágico, poder prologar la obra de alguien a quien quiero y admiro. Creo que las colaboraciones son la sal de esta locura llamada literatura. Hay que apoyarse siempre. Conmigo han sido siempre muy generosos.

¿Estás ya planificando o escribiendo tu segunda novela o de momento tu objetivo es una nueva obra de teatro o una recopilación de relatos cortos?

Estoy con la escritura de mi segunda novela, que va dando sus primeros pasos. He necesitado unos meses de descanso emocional, de dedicarme solo al relato breve y a los ensayos de teatro. Tengo a dos lectoras cero, que son también dos escritoras maravillosas, que me ayudan cuando me atasco. Quiero centrarme en ella, mimarla, dejar que crezca. La recopilación de relatos llegará, no está descartado, pero soy incapaz de hacer dos cosas tan distintas al mismo tiempo.

Desde OBJETIVO MÁS LETRAS deseamos a Miquel Sanchis que tenga una extraordinaria promoción de “No fue un bolero de amor” y siga encontrando la inspiración necesaria para seguir en la producción literaria.

“No fue un bolero de amor” (editorial La tentación de mi niña) está disponible en la propia web de la editorial, así como en librerías y plataformas habituales de venta online.

libro no fue un bolero de amor

Related Articles

Leave a Comment